La Policía Nacional, en la madrugada de este lunes se pronunció por medio de un comunicado, lamentando los sucesos ocurridos en la vereda el Tandil en Tumaco, Nariño, donde seis campesinos perdieron la vida en enfrentamientos, según las investigaciones, con la Fuerza Pública.

Los disturbios se presentaron cuando los campesinos cultivadores de coca protestaban en contra de la Policía Antinarcóticos, que adelantaba labores de erradicación forzosa de estos cultivos.

Por este incidente, la Institución se solidarizó con los familiares de todas las víctimas de este fatal acto y afirmó que “ante la gravedad de los hechos ocurridos el pasado jueves y en aras de la absoluta transparencia de la investigación liderada por la Fiscalía General de la Nación, la Inspección General de la Institución procedió inicialmente, de acuerdo a su competencia de ley para garantizar la integralidad de la investigación, a aplicar la medida de suspensión disciplinaria a cuatro uniformados que presuntamente accionaron sus armas de fuego”.

Acto seguido, Medicina Legal informó que las investigaciones que se realizan desde el pasado viernes han concluido que  “los cuerpos presentan lesiones causadas por proyectil de alta velocidad. Los expertos en balística determinaron que los disparos no fueron hechos a corta distancia”, lo que concuerda con las versiones que dieron los campesinos sobre este ataque que, según ellos, no fue perpetrado por disidentes de las Farc, sino, presuntamente, por la Fuerza Pública.

En otros hechos, una comisión de derechos humanos integrada por la Secretaría de Gobierno de Nariño, periodistas y unos 200 campesinos, quien se dirigía hacia el Tandil para constatar lo ocurrido con esta masacre, fue atacada con granadas de aturdimiento por el Escuadrón Móvil Anti Disturbios de la Policía (Esmad).

Por este infortunio la Policía Nacional, también en un comunicado el día de hoy, expresó sus disculpas por lo acontecido el domingo 8 de octubre, hacia las 2:00 p.m. en el municipio de Tumaco. Conforme esta información de la Institución “un grupo indeterminado de personas intentó ingresar a la fuerza por la parte posterior de la base, circunstancia que conllevó a que los uniformados activaran dos granadas de aturdimiento, que no dejaron heridos”.

Por tanto, lamenta lo sucedido  y “ofrece excusas públicas a los integrantes de la comisión y reitera su disposición de colaborar con la investigación respectiva, previo aviso y coordinación interinstitucional.

Óscar Naranjo, Vicepresidente de la República, que viajó desde el viernes para verificar lo ocurrido, afirmó que la comisión humanitaria atacada ya se encuentra sana y salva en Llorente, además reiteró que “los policías actuaron irregularmente frente a esta misión humanitaria” y solicitó una investigación por parte de la Fuerza Pública para esclarecer el comportamiento de los uniformados.

Por: Tatiana Quiceno

Comunicaciones
La Buena 95.4 fm

0
0
0
s2smodern